lunes, 19 de febrero de 2018

Algo se nos va




Hay un suspiro que se nos escapa, uno sin nombre ni identidad.
Tu voz ausente flota en la nada,
en este espacio intercalado.
No demos tregua a una batalla, no es lo nuestro.
Tus besos han perdido sus arrebatos,
pero nuestras sábanas aún guardan la caricia sonámbula.
Hay un suspiro que late en mis ojos,
 que escapa por las rendijas de la ventana,
¿Puede acaso un suspiro, un hilo latiente, matar?
¿Hay una verticalidad en este fragmento herido?
Algo se nos va, algo flota, algo es enterrado en el lodo.
¿Quién de los dos teme a la luna?
¿Son acaso tus dedos secos y cansados?
 Fue el primer suspiro lo que nos hizo arrancar la rutina de ferviente deseo,
y fue el último suspiro el que limitó las siguientes partidas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario