jueves, 25 de enero de 2018

Máscaras






Máscaras: sellos falsos de identidad,
bosquejo de mapas perdidos y tesoros escondidos.
Un anagrama de sonrisas que se pierde en el aire.
La afirmación de lo temido, lo olvidado. Un hueco hiriente.
Estancarse en un mismo lugar.
Máscaras: un baile de espirales que se mueven por las esquinas,
calles, letreros, fachadas y en semblantes de rostros que se amasan entre sí.
Máscaras en nuestros dedos, ansiosos de agarrar lo invencible.
Un silencio que se palpa y se intuye.
Una respuesta invertida.
Se hincha en el pecho los sueños dormidos.
Máscaras que rompen la monotonía,
Que hacen salpicar a los demás.
Una soga en el cuello y arrastrarse con ella.
Máscaras que hacen querer ser lo que uno se atreve,
Ser aceptado en las leyes ajenas.

Una lágrima que raja la mejilla y que luego es empujada por el dedo que oculta una verdad.
Rostros que a veces son heridos por la brutalidad de una sonrisa fingida.
Lo que parece normal es tan solo el preámbulo de una nueva escena que se oscurece y sorprende.
Pasos fingidos para caer en la realidad castrada.
Para ser nombrado mediocre en una sociedad enjaulada.

Todos llevamos una máscara que hiere, mata o salva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario