lunes, 4 de septiembre de 2017

Tu sombra









Mi ciudad es un punto dorado en el mapa. Un suspiro que se repite en las noches cuando vuelvo a recordar el balanceo de los olivos. Las crujientes hojas muertas que descansan en las aceras próximas a la estación de tren. La ciudad yace en calma. Tu nombre palpita en mi corazón. Te busco, te reencuentro, te nombro, te pienso. Siempre. Sombras. Las encuentro encendidas y perdidas en las esquinas y bares. Son solo eso: sombras. 




Anhelo el latido de mis pies al cruzar tu calle y descubrir tu silueta insinuada en la sombra de tu ventana. La única sombra que merece la pena encontrar en esta desolada tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario