domingo, 3 de abril de 2016

Tu mandamiento





Busco tu mirada en las estrellas porque brillaba como ellas cuando acercabas mi cuerpo a tu soledad y hacías de él un mandamiento. Me rompías en besos de cristal y me alimentaba de tu lejanía. El mar es infinito, decías, sólo se intuye la delgada linea azul que se pierde más allá. Cada mañana antes de que el sol naciese de nuevo yo acariciaba la orilla con mis pasos. El sonido de las olas conseguían resucitarme. Tenia la esperanza de hallar algo insólito en el...las, tal vez una huella desdibujada, tal vez una botella con un mensaje dentro. Tal vez tú, como una alucinación. Así ando buscándote, entre orillas desconocidas, en estrellas, en las barras de algún bar, en las paradas ininterrumpidas de los autobuses y metros, en vías de tren. En las pequeñas y grandes cosas de la vida e incluso en las arritmias de mi corazón. Soy como ese árbol anclado en tierra sedienta, una gaviota trazando mensajes sobre el mar, una canción que se repite en una emisora de radio. Soy un poema que muere, un recuerdo que late en tu sien.
Soy un conjunto de lo que podría haber sido y no fui.

1 comentario:

  1. Hola Sara,muy bonito como siempre,porcierto,esta canción clavaita a tu historia
    https://www.youtube.com/watch?v=Rp-S2QDeWik&nohtml5=False

    Ti Kristina

    ResponderEliminar