viernes, 5 de febrero de 2016

A vosotros

No escribo como antes, lo sé. No tengo demasiados seguidores, no llegan ni a los cien, pero tengo los necesarios. Me gusta saber que están ahí y que me leerán un poquito, de todas partes. Gente que no conozco. Me absorbo por la rutina de la vida. Todo se mide por minutos. Ya incluso creo que los relojes podrían hablar. Pero aunque no escribo como antes, escribo dentro de mi. Procuro no dejarlo, no abandonar. Qué triste, qué vacía se queda la vida sin la literatura, ¿verdad?

Por eso escribo aunque sea brevemente este pequeño trozo. Para daros las gracias por seguir ahí, por leerme aunque no dejéis comentarios. Pero sé que me leéis y eso ya es suficiente. Volveré a escribir, el cuándo no lo sé, pero será pronto.

Abrazo gigante desde esta inmensa ciudad.

2 comentarios:

  1. Volvé a escribir, aunque no no sepas cuando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es eso: escribir dentro de ti para rozar todos los dentros. El dentro de otros. Las propias entrañas y las más ajenas. Y eso sabes hacerlo.

    ResponderEliminar