martes, 3 de febrero de 2015

Permíteles



Déjales que hablen. La noche es muy larga.
Me bastan tus brazos para existir.
Cenizas en la piel, en nuestros ojos, en nuestros susurros....
Cenizas en todas partes.
El mundo se descoloca y te veo enredarte entre mis labios.
Déjales que hablen.
No conocen el valor de la palabra.
En esta fría noche, procuro arroparme con los recuerdos.
No hay estrellas que pellizcar,
Ni tan siquiera la luna para hacer con ella una cara nueva.

Pero te tengo muy muy cerca,
Te mantengo viviendo en mi corazón.
A pesar de las historias inventadas,
Y de lo que han intentado siempre,
Eso de separarnos, de juzgarnos,
De no conocernos.
Hemos ganado la batalla.
Tú y yo. Como dos náufragos
Que han estado surcando el océano durante tanto tiempo.

2 comentarios:

  1. siento tristeza de amores en tu poema amiga Sara......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor... ains el amor Lao, trae felicidad y tristeza al mismo tiempo.

      Eliminar