jueves, 8 de enero de 2015

Relato juevero: Se fue la luz



Se fue la luz en la habitación,
En nuestra piel,
En las sábanas,
En los te quieros,
En las despedidas.


En las aulas y recreos,
En los pasillos,
En tu boca, en mi boca,
En tu sexo y en el mío.
En tus ganas,
En tus manias.


Se fue la luz en tus ojos,
En mis esperanzas,
En las ventanas,
En el mundo entero.


Y todo porque olvidé como encender la chispa de la vida.

2 comentarios:

  1. Que triste cuando el amor se oscurece tanto que no podemos ver nada bonito en el otro. ¡ Bien lo explicas !
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A veces nos dejamos llevar por lo que consideramos urgente, olvidándonos de lo verdaderamente importante. Mantener encendida esa chispa es fundamental.
    =)

    ResponderEliminar