jueves, 18 de diciembre de 2014

Tema jueveros: Una amistad especial.





Mike fue mi vida entera. Su presencia siempre provocaba en mi, desafíos desconocidos. Tuve la suerte de conocer el aroma de su ropa, de sus deseos, de sí mismo. Cuanto yo necesitaba de él, me lo daba. Buscaba su lengua en cada parte de mi cuerpo. Al despertar siempre me ofrecía mensajes que incitaban a un juego que disfrutábamos. Cada día hacíamos un plan. Desde nuestros furtivos encuentros hasta una mínima mirada. Nos conocíamos demasiado bien. Al doblar esquinas, él doblaba hacía arriba los bajos de mi vestido. Al entrar en un sitio público, él me esperaba allí dónde fuese. Sus manos sabían cómo hacerme estremecer. Su boca, toda una explosión de sabores. Muchas veces, por circunstancias de la vida, acabábamos separándonos, pero no había un solo viaje que borrase su recuerdo. Él era fuego, ardía cuando yo me acercaba.
Hacíamos bien eso de vivirnos, de sentirnos, conocer nuestros límites. El camino era peligroso, pero repleto de vivencias deliciosas. Cuando él no estaba, todo me parecía insignificante, absurdo. Yo desaparecía al igual que él. Y cuándo aparecía… bendito era el destino.
Nunca se olvida a alguien que se ha amado con mucha fuerza, con ese temor a destruirse. Años después de todo aquello, volvimos a vernos. Encontró para mí un hueco. La ciudad estaba sumida en su constante rutina. Nos miramos y vi mi imagen en sus pupilas. De nuevo volvía a ser aquella muchacha enamorada. Fue entonces cuando él confesó: Pensé que estábamos hechos para correr todos los peligros del mundo. No pude contestarle. El silencio se había tragado mis palabras. Pero tuve el valor de reclinarme hacía su silla y apoyar mis labios en los suyos.

15 comentarios:

  1. Cuando los lazos de amistad o amor, en este caso, son fuertes, nada puede desatarlos, tu historia lo deja patente.
    Muchas gracias por participar Sara.
    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  2. Hiciste lo que te pedía el alma y por eso hiciste bien a pesar de todo.

    ResponderEliminar
  3. Echaba de menos tus relatos. La amistad y el amor unidos. Muy bonito Sara.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¿Amistad? ¿Amor? ¿Deseo?: !que más da!. Lo autentico es vivir los momentos y no arrepentirse de haberlos vivido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Esa es mi Sara! ¿Sabes? Se te echa de menos por Café de Palabras. Por cierto, me pregunto qué te comentará Fernando. Jiji. Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. En este caso no se podía romper algo tan fuerte, más cerca o más lejos, siempre estará allí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Amistad, amor. ¿Por que preocuparse por las etiquetas? Concuerdo.
    Que intensidad en las palabras.

    ResponderEliminar
  8. Un hermoso relato. Me gustó esa frase: "Pensé que estábamos hechos para correr todos los peligros del mundo. ", creo que es contundente y expresa la magnitud de esa unión de amistad y amor/amor y amistad. Sentimientos que cuando se alcanzan, pienso, deben perdurar y no decaer en la entrega. No siempre se logra, en este caso, por suerte, fue así!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  9. Ooohh !!!
    que hermosa historia y muy bien contada, cada frase cada palabra. muy bien hecho FELICITACIONES !!! me ha encantado leerte

    ResponderEliminar
  10. Delicioso texto, sugiere, esconde, grita y despierta.
    ¿Son suficientes tan pocos gramos de esa amistad, para seguir viviendo en la distancia?
    Encantado de leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. gracias por pasarte y por tus palabras, Sara :)

    ResponderEliminar
  12. Hermosa historia de un amor que se negó a morir pese al desencuentro.
    =)

    ResponderEliminar
  13. Esa frase "pensé que estábamos hechos para correr todos los peligros del mundo", me lleva a pensar que ese amor de antaño transita ahora en una sola de las direcciones, aunque tal vez ese encuentro de labios vuelva a encender el rescoldo que seguro queda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por vuestros comentarios, chicos/as. Me emociona leer vuestra opinión.

    Un abrazo a todos y Feliz Navidad :)

    ResponderEliminar
  15. Muy bonito Sara. Parece un antiguo amor. Muy bien escrito, suave, pero intenso. He leído tu otro blog. Se te da muy bien la poesía también.
    Un beso y felicidades.

    ResponderEliminar