domingo, 23 de noviembre de 2014

Linea rota







Recibió una llamada ya entrada la noche. Al descolgar, percibió el aliento de una pasión que había estado dormida.

-No, que no noten el temblor en tu voz- advirtió él.

Ella tragó saliva. Contestó suavemente.

-Después de tanto tiempo…- no pudo continuar.

Silencio incómodo.

Él quiso saber cómo estaba ella. Sola. Estaba sola, como siempre. Había dejado su vida en esa pequeña ciudad. Ahora estaba viviendo nuevas experiencias. Años atrás, había amado a ese hombre que se perdió a través del tiempo. Fue su mentor, maestro y amante.

-No me pidas el mundo, aún no estoy en él- le dijo cuando ella acercó sus labios.
No ha olvidado la sensación de su cuerpo sobre el suyo. Su aliento en la curva de su cuello. Nunca supo su verdadero nombre. Para él estaba prohibida la naturalidad y el comienzo de una historia que les perjudicaría. Con el teléfono temblándole en los dedos, se aferró a esa voz que no estaba preparada para oír marchar.

-He de colgar. Me esperan. Solo quería saber si estabas bien- dijo él.
Ella sintió las lágrimas manchar sus labios. No había fuerza en ellas, pero reclamaban una respuesta.

-¿Volverás?-preguntó con esperanza.

Silencio al otro lado de la línea.

-Siempre que me lo permitas- contestó. Después solo se escuchó la prolongada secuencia de una línea rota. 

 https://www.youtube.com/watch?v=_Qu4W_20oV0

1 comentario:

  1. Pura pasión contenida. Diría que sí, que él tiene intenciones de regresar.
    Que sea para bien! (de ambos)
    =)

    ResponderEliminar