martes, 25 de febrero de 2014

Breve escrito.



La sonrisa de mi sombra es cien veces mayor que el Acantilado de Enniberg.

Permanezco a la espera de un enfoque más vital,

cohibida, pero no asustada.

Una sonrisa cambia el mundo,

los pies y el rostro,

Mueve el corazón. 

La sonrisa de mi sombra ha nacido cuando he despertado de mi sueño.




A Cristina, que hace que la sala de estudio sea un baile.Gracias por permitirme hacerte reír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario