jueves, 24 de octubre de 2013

Este jueves relato: Dibujos animados.





Desde Heidi, Marco, Tom y Jerry, Oliver y Benji, los Picapiedra, Looney Tunes, Scooby Doo, hasta los simpson. Dibujos que marcaron toda una vida. Hace poco mi mejor amiga puso un recopilatorio de escenas de Dragón Ball. Admití que fue la única serie que no vi.

-  ¿¡Cómo es posible!?- exclamó ella llevándose las manos a la cabeza.

Me encogí de hombros. ¿Sería yo la única chica de este planeta que no había visto Dragón Ball?

-   He visto Heidi, también Marco, eso ya es un privilegio- me defendí.

Ella enarcó una ceja, y murmuró entre dientes:

- Es catastrófico que nunca hayas visto una serie tan magnífica como Dragón Ball.

Entre mi exquisita colección de dibujos animados, encontré una película que seguramente ella no había visto en su vida. Ella sostuvo sorprendida el video entre sus manos, y como sabía que haría, preguntó qué demonios era eso.

- Te presento a FernGully: Las Aventuras de Zak y Crysta - dije vanagloriadamente.

Mi amiga siguió en silencio. Paseé detrás suya inclinándome hacía ella y dando golpecitos en la carcasa del video.

-Apuesto a que esta no la has visto ¿verdad?- inquirí.

-N… no.

Disfruté al ver una gotita de sudor resbalando por su sien.

-¡Es catastrófico que no hayas visto esa película!- ahora me tocaba a mí devolverle su merecido.

Ella frunció el entrecejo y musitó por lo bajo:

-Sé mucho de series, probablemente nadie sabe tanto como yo de animación.- dijo con gesto jactancioso. 

- Y yo sé mucho de dibujos animados.

Nos sentamos en el sillón, sin hablarnos. Sin embargo, aunque intenté disimular mi triunfo, me alegré que en ese momento ella estaba a mí lado, viendo por primera vez “ Ferngully: Las Aventuras de Zak y Crysta”

Después me tocó a mí  ver el primer capitulo del aclamado Dragón Ball.


6 comentarios:

  1. Jejeje, mala cosa eso de dárselas del no va más de lo que sea. A cada cual su dibu, o sus dibus, adorados pero compartibles.
    Entre tú y yo, el Dragón Ball lo veía por culpa de mi hijo y no lo tragaba, con perdón, es que lo descomunal a base de lata y mamporros, aprox. justicieros, qué quieres, no me va, cosas mías.
    Besitoooooooooooo.

    ResponderEliminar
  2. Para eso es para lo que sirven los dibujos animados, además de para entretener.

    ResponderEliminar
  3. ¡las mujeres son terribles compitiendo! ¡hasta con los dibujitos! Muy divertida tu historia Sarah!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Seguro que habrán tantos dibujos que se nos han pasado por alto, yo no termino de descubrir personajes e historias. Mi hija, ya bordeando los 18, junto a sus amigas, no hacen más que hablar de los animé, incluso, hay reuniones en las que los emulan y premian a quien más se le parece... en fin... Admito conocer a Dragon Ball, pero Zak y Crysta, son nuevos para mí. Me sentaría junto a ustedes para compartirlos! :)
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco vi Dragón Ball, y de hecho me dicen que no existo por ello. Pero concuerdo contigo que esta buena la experiencia de compartir con los amigos gustos e interiorizarnos en aquello que les interesa como a la vez enseñarles de lo que nosotros disfrutamos. Por lo pronto me gustaría conocer a Zak y Crysta.
    Te dejo un beso y un premio en mi blog :)
    Jime

    ResponderEliminar