miércoles, 11 de septiembre de 2013

A ti, siempre para ti.

Anoche le dije adiós, nunca había dolido tanto decir adiós a alguien. Escribo siempre para él, para hacerlo vivir dentro de mí a través del tiempo, para encontrar la respuesta a ese dolor que siempre ha estado ahí. Un día confesó que había leído todas las poesías que escribí, dijo que eran tristes, que ahora lo entendía. Era mi manera de amarle, de golpearle, de abrirme ante él. ¿ Por qué no habría de escribir tal como me sentía?

Ahora me entiendo yo también. Empiezo a vivir, a respirar, a conocer la libertad. El miedo esta ahí, luchando dentro, la misma batalla, los mismos soldados, el mismo paísaje, la misma canción. A veces creo estar demasiado perdida, demasiado lejos y tan cerca, dulcemente atraída por el olor de la tierra que nace bajo mis pies, y sobre ellos crecen raíces, otros caminos.

Seguiré escribiendo sobre lo que veo, lo que siento, lo que sostengo y abandono. Es esta mi manera de brindarle a la vida, a la pena, a mi alma. Es esta mi forma de abrirme ante vosotros. ¿ Os sueno siempre triste? ¿ Me intuís abandonada, frágil o deshecha? somos un mundo, un parpadeo. Aquí os entrego trocitos de estrellas, pedacitos de mi alma, de mi cabeza, y sobre todo de mi corazón.

Y a ti, vida mía, tú que siempre serás mi caballero, mi suspiro, aquí te entrego mi verdad y mi adiós, serán a través de las letras dónde me encontrarás, y en esta canción que pongo para ti.

http://www.youtube.com/watch?v=r25vNKMPXjk

2 comentarios: