martes, 13 de agosto de 2013

Este jueves: Una noche en el Daily planet



Una noche en el Daily Planet. Pactamos  vernos después de quince años. Una rosa y un beso en la mejilla, el primer amor de la adolescencia. A él le gustaba Superman, me regaló una capa roja de seda. Cada noche me tapaba con ella, los viernes, así lo concordamos. Quince años después viajo a Metrópolis, llevo la capa roja en mi bolso. Observo el gran globo que caracteriza al edificio: el Daily planet. El crepúsculo quema las ventanas de los edificios, muere el sol. Saco del bolso la capa roja, la alzo como si se tratase de una bandera extraordinaria, mítica. Lo espero, pronto aparecerá. Vuelvo a oír sus palabras: Una noche en el Daily planet. Después de esa noche volverán a pasar quince años.

Él aparece, el tiempo parece no haber pasado. Sonríe, esa sonrisa que me hace un poco más  feliz. Vuelve a ser como antes. Se acerca a mí, con una mano agarra la capa roja, nos envuelve con ella. Volvemos a tener quince años.  

7 comentarios:

  1. La ilusiòn del primer amor nunca se olvida y siempre vuelve a nosotros con sólo recordar los momentos vividos.
    Esa capa mágica todo lo puede. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Magia, amor, ternura, añoranzas...

    ResponderEliminar
  3. Un relato ligero, sencillo y con mucho sentimiento. Así son los amores adolescentes, lo retrataste muy bien. A ese recordado primer amor el tiempo no se lo llevará, será como superman, que siempre se le ve igual aunque pasen los años.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. La ilusión siempre renace después de un amor tan valorado. Excelente texto.
    Me quedo por acá.

    lujanfraix.blogspot.com

    Mi blog principal por si quieres visitarme.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por venir a visitarme y por quedarte como seguidora, de eso se trata la amistad, de compartir.
    Un beso grande.
    Nos seguimos leyendo.
    Cariño

    ResponderEliminar
  6. El placer es mío Luján :) gracias a ti.

    ResponderEliminar
  7. OH... OTRA VEZ YO.
    FELIZ DOMINGO AMIGA.
    SALUDITOS.

    ResponderEliminar