miércoles, 12 de junio de 2013

Jueveros: El secreto.


Este jueves un relato: Secretos.




Secretos. Susurros que acarician los oídos. Cuando uno es pequeño es fácil tenerlos. Coges el mechón de su pelo, lo echas hacia atrás en un movimiento elegante, discreto. Y posas tus labios en su oreja. Le cuentas que cuando te hagas mayor no la verás nunca más. Que es este el momento de probar los besos, los prohibidos, los que saben a golosina. Volveréis a las clases, al recreo y solo tendréis diez minutos para miraros, cerrar los ojos, confesaros con las manos. Solo hay un secreto que le robas a tu alma, ni siquiera tus padres conocen las verdaderas ironías que la vida te ha hecho conocer a pesar de tu joven edad. Te has enamorado, de la niña ciega, la que te sonríe a pesar de que no ve tu cara triste o entusiasta. Aquella misma que te dio su bocadillo porque oyó como rugian tus tripas. La niña del colegio, la que camina con la ayuda de alguien. Le confiesas muy despacio que te encantaría haber conocido sus ojos y ella solo puede contestarte con una tímida sonrisa. Ella palpa tu rostro para conocerlo mejor y es en ese momento cuando vuestros labios se rozan, se presentan.

Ella tiembla, pero la abrazas. Le prometes que será vuestro eterno secreto.

19 comentarios:

  1. Qué delicadeza...ese primer beso a ciegas, a ciegas el secreto del primer misterio, belleza que no precisa mirada, se palpa y queda en el alma, para siempre.
    Me has emocionado con una infinita sutilidad.
    Besito suave.

    ResponderEliminar
  2. Secreto que merece ser pregonado a los cuatro vientos.

    Es precioso lo que has escrito.

    A mi siempre me alegra encontrar textos que abracen la delicadeza del vivir enamorado. Un pequeño secreto: sólo los muy ñoños piensan que es algo ñoño escribir sobre estas cosas. Y un metasecreto, o secreto dentro del secreto: en realidad, desearían hacerlo con todas sus fuerzas. Desearían escribir algo tan sentido y tan hermoso.

    Me quito el sombrero. A sus pies.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Que beso tan dulce, que hace del secreto un tierno sentimiento compartido, ahora conocido por los que lo leen.
    Que delicadeza, Sara.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Bonito y lleno de sensibilidad tu secreto.

    ResponderEliminar
  5. dentro de que este relato es una verdadera ternura...el final me ha emocionado:
    "y es en ese momento cuando vuestros labios se rozan, se presentan."
    es sencillamente, perfecto.
    medio beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuánta sensibilidad en este texto. Te deja llevar por la suavidad del pensamiento. La escena se va describiendo poniendo al descubierto la interioridad de ese niño que piensa y siente, con dulzura y sin evadir la realidad. Muy emotivo relato. Un gusto leerte.
    Besos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  7. Bien, me guardo mi opinión porque gente muy querida por mi ha hablado de esa delicadeza de esa sensibilidad que desborda en este bello momento que narras y solo sumarme y felicitarte por lo logrado.
    B

    ResponderEliminar
  8. Un secreto precioso, Sara, al igual que tu forma de contárnoslo. Eso si, me temo que ya ha dejado de ser secreto, pero creo que una historias de amor así merece ser contada. Nos vemos el lunes. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Delicado y hermoso como es casi siempre el primer amor, ese deslumbramiento que no entiende de egoismos ni ve defectos en el otro. Amor y secreto a través de los ideales infantiles. Para ellos, todo es bello, puro, inocente y a la vez enorme y absorvente.
    Me ha encantado leertee.

    ResponderEliminar
  10. Delicado texto Sara, se va dejando leer como resbando, has sabido enseñar ese primer amor lleno de inocencia y a la ver lleno de sorpresa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Es una historia hermosa, dulce como los caramelos de la infancia, un secreto que tiene gusto a sonrisa.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  12. Hermosísimo relato, tierno, acogedor, cómplice.
    Me encantó leerte!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. aaaahhhh!!!
    que hermosisimo relato me ha encantado, la verdad es que me ha emocionado a más no poder, se me encogió el alma, que ternura y que amor más grande y puro...

    ResponderEliminar
  14. ¡Con que delicadeza tratas ese primer beso y ese primer amor!. Enhorabuena como siempre. Un saludo

    ResponderEliminar
  15. La delicadeza bordada en palabras, en gestos y un beso con gusto a golosinas.... Y ese amor que es pura verdad, porque ve con el corazón, con lo que de verdad se ve y se escucha.

    Precioso, Sara.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  16. Tierno y elocuente, se palpan los susurros, se oyen los suspiros y entre piel y piel, la promesa del silencio.
    Precioso texto.
    Besos

    ResponderEliminar