sábado, 5 de mayo de 2012

Avestruz, pez, piedra.


En el diccionario avestruz significa lo consiguiente: Ave estrucioniforme corredora que puede llegar a medir 2 m de altura, de patas largas y robustas, cabeza y cuello casi desnudos y plumaje suelto y flexible.
-       
     - Tú eres como ellas.
-        -¿piernas finas? ¿ cabeza desnuda? Tengo una manta de pelo que parece oro.
-        - Aparte de eso es porque corres como el viento a pesar de no tener alas lo bastantes grandes. Tienes la cabeza desnuda de muebles que puedan molestar tu estancia por la vida. Además, cuando te enfadas, bramas muy alto para que puedan oírte hasta los dioses, que a saber tu si existen.
-        - Creo en su existencia, ellos han sabido protegernos.
-         - ¿De nosotros?

(Risa)
-      
           -A mí de ti.
-         -Bonito piropo.

Media hora después...
-      
      -No puedo dejar de mirar esa imagen.
-         -¿Tanto te recuerdo a un avestruz?
-         - Cuando te sentías amenazada te escondías. Cuando algo te incomodaba pasabas desapercibida entre la multitud mirando siempre las baldosas.
-         -Los avestruces no esconden la cabeza entre las baldosas.
-        - Conviertes tierra en arena.
-        -  Y tú la arena en tierra.
-         -¿Aprenderemos a no discutir?
-        -¿Aprenderemos a saber discutir?
-         -Dejémoslo, somos el ying y el yang.
-         -Eso es lo mejor cariño, lo mejor.
                                                       
                                                            -pez-
-       
      -Tú eres como Orange.
-         - ¿El pez?
-         -Vives respirando en una pecera de alambres.
-        - ¿Crees que Orange ha decidido nacer naranja? Obsérvala por un momento. ¿Qué te transmite?

(Silencio)

Orange chapotea, le brilla las escamas, envidio que sea tan preciosa.
-     
           -   Es solo un pez que vive respirando bajo el agua.
-       -  ¿Lo ves? Solo sabes eso cuando la miras. Es lo que te dicen los ojos, tu cerebro.
-       -  ¿Qué intentas decirme?
-       -Aquello cuanto parece insignificante verdaderamente oculta algo grandioso.
-        -¿Puedo besarte?
-        - Dejémoslo para mañana.
     -  Nunca se sabe si habrá un mañana.
-        -  Lo habrá.
-        - ¿Cómo estás tan seguro?
-        -  Porque haré que sea posible.

 Orange abre la boca y nos habla en silencio. Se da cabezazos imaginando poder saltar de la pecera y conocer algún lugar. Tiene los ojos saltones y su pupila es como un huevo podrido. Orange vive en una pecera redonda y demasiado pequeña para sus necesidades. Se queda muy quieta cuando oye gemidos de placer en la habitación o la luna pinta su espacio. A veces Orange nos hace pensar y otras veces somos nosotros quien la hacemos pensar a ella. Sabemos que llegará un día en que tendremos que enterrarla en una boca que recoge y evacua nuestros excrementos y residuos. Orange vive sin vivir y nosotros vivimos sin saber cómo vivir.
                               
                                                                 -piedra-
- Quiero ser una piedra.
-¿Porqué?
- Son duras, resistentes, inmortales.
-¿No lo eres ya?
- Soy más bien esa tierra árida que rodea las piedras.
- ¿Qué hay de malo?
- Estoy cansada de ser arrastrada por el viento. Quiero estar fija en alguna parte.
- Las piedras también viajan.
- En ese caso seré de esas bien colocadas que suele haber al lado de la carretera.
- No serás feliz siendo piedra.
- Tampoco lo seré si sigo siendo tierra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario