domingo, 11 de diciembre de 2011

Hallstatt


-          Tengo miedo.
-          ¿por qué?
-          De morir sin haber visto con mis propios ojos este pueblo.
-          ¿por qué te gusta tanto?
-          No lo sé, es como si de repente encuentras sabroso un helado de trufa y a ti no te gusta la trufa.
-          No sé lo que quieres decir.
-          Quiero decir que hay veces que sientes algo sumamente inédito por algo y no sabes por qué es. Siempre he deseado sentirme vivo en alguna parte, creo que ese es el lugar que debo ver antes de no tenga siquiera fuerzas para levantarme. Y… ¡fíjate! Todas esas calaveras reunidas, en una iglesia. ¿no sería bonito que nos enterrasen allí?
-          me encantaría estar apilada con mi nombre rotulado en mi calavera, cuando llegue el momento, claro.
-          Hagámoslo entonces.
-          Está bien, iremos.
-          Son muchos kilómetros.
-          Los sueños no tienen kilómetros.

- Tengo miedo
- ¿ Porqué?
- De morir sin haber visto con mis propios ojos esta maravilla.
- ¿Por qué te gusta tanto ese pueblo?
- No lo sé, siempre he deseado sentirme vivo en alguna parte, y creo que ese es el lugar que debo ir antes de que no tenga la fuerza necesaria para mantenerme en pie. ¡Fijate! todas esas calaveras apiñadas en la iglesia, ¿ no seria bonito que nos enterrasen allí?.
- Me encantaria estar apilada con mi nombre rotulado en mi calavera, cuando llegue el momento, claro.
- Hagámoslo entonces.
- Está bien, iremos.
- Son muchos kilómetros.
- Los sueños no tienen kilómetros.


A mi padre, que hoy me ha enseñado a descubrir un nuevo lugar para añadir en nuestro mapa de aventuras. 







2 comentarios:

  1. Colombe, allí estuve en abril cinco días, no te lo pierdas porque es verdad es un lugar hermoso para morir, pero sobre todo para morir de amor.
    El lago de cristal ya lo bauticé como el lago de los suspiros, de tanto que me dejé allí.
    Desde entonces no descanso bién porque solo vivo del recuerdo.
    Besos, hermoso texto.

    ResponderEliminar
  2. Guau M. Flores, no sabes lo que envidio que hayas visto tal hermosura, ójala algún dia pueda ir, seria realmente un deleite para los sentidos. Gracias por aparecer de vez en cuando y dejarme tus comentarios.

    ResponderEliminar