martes, 1 de noviembre de 2011

El viejo y el mar.

http://www.youtube.com/watch?v=xuLsWkDm4QU: parte 1 sub español

http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=eQo8RYhcI98: parte 2 sub español..

Hoy pondré un tema diferente, la increíble historia del viejo y el mar, una obra de Ernest Hemingway. Pero en vez de decir de que trata, he puesto los links de los vídeos para que lo veais por vosotros mismos. Aquí pondré también las cosas buenas que he encontrado en él.


1º El baile de las olas y esa impresión de poder acariciarlas.
2º las nubes pareciendo trozos de algodón.
3º la expresión temeraria y excitante del anciano ante la improvista sacudida del arpón.
4º el color hermoso de la aurora bañando el cielo.
5º el chirrido de las aves, por lo que le da más realismo.
6º detalles como el chapoteo del pájaro sobre el agua.
7º el flashback del duelo que mantiene el anciano protagonista en sus años mozos, junto a un tipo alto, fuerte y temerario. Los rostros expectantes de los presentes: borrachos, mendigos, caballeros distinguidos, el camarero..., y esa frase que el anciano dice en un momento de descripción: a la luz de las lámparas de kerosene. Verdaderamente en esa escena, se distingue el fulgor amarillento. El humo de una pipa. el chirrido de la persiana desprendiendo la luz del nuevo día, iluminando la escena en la que los dos hombres, intentan ser uno más fuerte que el otro; casi puede notarse, déjeme decir: el dolor agudo del antebrazo y muñeca.
Luego, la escena vuelve a retornar en la barca, el anciano entumecido de frío, con el cielo azul eléctrico haciendo de noche. El borboteo del vino por su garganta, bebiendo los últimos resquicios de la botella. De pronto, esa preciosa reflexión bañada en azul desde el minuto: 02:03 hasta el minuto 03:42. " El hombre no es gran cosa al lado de los grandes pájaros y las bestias. Pero estas bestias no son tan inteligentes como los hombres que las matamos. Ellos son más nobles y más capaces. Yo preferiría ser aquella bestia, allí, en la oscuridad del mar. El pez es mi hermano, pero debo matarlo. Estoy contento de que nosotros no tengamos que matar las estrellas, imaginemos que cada día un hombre tratara de matar la luna; la luna huiría. Pero imaginemos que cada día un hombre tratara de matar el sol, nacimos afortunados.".


Luego, la caída del anciano mientras intentaba acercar la presa a su territorio, esa incansable manía para conseguir su objetivo. La lucha de ambos comandos, la del hombre y el pez, uno luchando por atraerlo, el otro luchando por sobrevivir. Después ese cansancio que queda después de la victoria, esa mirada precavida, asustada, cuando cae en la cuenta de que la amenaza se burla de su suerte, intentando desequilibrar su salvación. Pero lucha, con todas sus fuerzas y finalmente lo consigue, es un héroe con avanzada edad. La barca es vomitada por el mar y allí, en la orilla, varios rostros anonadados observan el esquelético y gigante pez que el anciano ha traído consigo. Los niños exclaman que es el pez más grande que han visto en su vida. El anciano yace de bruces sobre la cama. Está cansado, ha sido una dura batalla. El chaval, su aprendiz, lo observa desde la puerta, con la respiración entrecortada, decide hacerle un remedio natural para aliviar los dolores musculares. El anciano revive sus peripecias, el chiquillo le quiere hacer entrar en razón. El anciano le incita a pescar juntos algún día, pues lo ha echado de menos. El chiquillo tapa con una manta, el escuálido y flácido cuerpo del pescador mientras le asegura que mejorará y que tiene que ponerse bien, puesto que quiere seguir aprendiendo de él. Y como acto final, los suaves balanceos de los árboles mientras el chiquillo emprende el camino para traer comida. 


Paradoja según mi punto de vista:


" Si deseas algo y crees que puedes hacerlo, debes intentarlo una y otra vez sin importarte fracasar o vencer"

1 comentario:

  1. Fue una de las primeras novelas que leí en la adolescencia.... Volví a leerla un par de veces más... y me hice fan de Hemingway... Visité su casa museo en Key West y tengo pendiente una visita a su otra casa cuando pueda ir a Cuba. Hermos post. Saludos

    ResponderEliminar