domingo, 2 de octubre de 2011

Hoy...

Munch.




El amor es ciego,
pero los vecinos, no.

Noel Clarasó”



Se disfraza la tarde,
hoy, no llevaré una máscara rota.
El autobús traquetea dolido hacia mi destino,
una ruta perdida que, otros como yo, anclan en los asientos usados.
Creo verte a través de la ventana,
pero eres niebla y desapareces.

Hoy, no llevo una máscara sucia,
quizá, me atreva a tatuarte mi mordisco,
pues el sabor de la sangre suscita mi paciencia.
Después reiremos, desnudos,
temblando sobre las sábanas,
mientras el sol, dibuja sombras amarillas en nuestra piel.

Romperemos las persianas para ser descubiertos,
pero no físicamente,
sino por lo que fuimos aquí dentro,
una leyenda que quedó pegada en las paredes.

Una sonrisa malévola distorsiona mi bondad,
la tentación moja mis muslos.
Me esperas en aquella esquina,
invisible,cauto.

Hoy, dejaré que limpies mis pecados,
con tu lengua bendita.

2 comentarios:

  1. Muy atrevido, pero perfectamente entrelazado y serpenteante.
    Querida Sara, besos desde Granada.

    ResponderEliminar
  2. Gracias querida M.Flores. ¿ Como va todo?

    ResponderEliminar