jueves, 23 de junio de 2011

Perdóname


Perdóname amor,
solo quería morir contigo,
ver tu rostro por última vez mientras mi corazón dejase de latir,
solo quería tenerte cerca,
sin importarnos ese plato vacío que dejamos en la mesa,
la ventana abierta, la tormenta entró en la casa.

El suelo está frío,
o quizá es mi cuerpo que se está convirtiendo en piedra,
quiero besarte,
hasta que me duelan los labios.
he dejado de tener miedo,
la muerte nos hace ser libres, nos hace estar locos.

Perdóname,
solo quería abrazarte,
convertir el tiempo en arena,
nunca aprendí del todo,
quería encontrar un latido en tus ojos,
hallar un escondite,
se hizo la noche, la luna viene a llevarme lejos,
no te preocupes, estaré bien.

Perdóname,
solo quería vernos arrugados como pasas,
hacernos inmortales con los años,
contar estrellas, para que nuestro cielo no fuese insípido,
aprenderme todos los lunares de tu cuerpo,
cada músculo, aprenderme todas tus sonrisas.

Perdóname por haber manchado el vestido,
haber ensuciado el borde del vaso con mi pintalabios,
por haberte necesitado tanto,
Incluso con una mirada.

Dejaré mi último beso en tus manos,
y mientras el aliento aniquila mis palabras,
yo te diré, solamente,
que me perdones,
por quererte tanto.

5 comentarios:

  1. Hola :)
    He leido tus versos y poemas, y me han encantado.
    Te invito a mi blog y me dices si nos seguimos :D
    Cuidate mucho ok.
    :*

    ResponderEliminar
  2. Hola Patricio, me alegro que te haya gustado, he leido parte de tu blog, tienes unos versos buenos, me he hecho seguidora tuya,un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me temo que eso no tiene perdón posible. Es sencillamente adorable. Si alguien me dijera algo así quemaría incienso a sus pies.

    Besiños, Sara.

    ResponderEliminar
  4. Bonito comentario Juan, gracias.

    ResponderEliminar