domingo, 17 de abril de 2011

Soledad.

¡Qué solos se quedan los solos! soledad incierta. Viene con nocturnidad, con alevosía. Se instala, coge sitio. Y crece... crece. Lo impregna todo: las calles, las flores, los aires, los pasillos, los lechos... las gentes. Soledad incierta. ¡ Qué solos nos quedamos los solos!. Juan A. Martínez Pozo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario