martes, 19 de abril de 2011



La elegancia del erizo, una obra maestra de la exquisita escritora Muriel Barbery. ¿ Qué decir del argumento? ¿ qué decir sobre esta historia irrevocablemente hermosa y cautivadora?. Muchas cosas, muchas de las cuales, estaria dispuesta a decir si no fuese porque apenas tengo las suficientes para describir lo asombrosa que me ha parecido en realidad. Jamás pensé en que esta pelicula convertida en dvd y escondida entre la estanteria de la biblioteca, fuese a cambiarme la vida. La vi, la cogi y algo en mí me dijo: adelante. Hacia tiempo que no habia disfrutado tanto de una lectura así, de una historia de una niña poco peculiar llamada Paloma, curiosa en las pequeñas cosas de la vida, firmando con su cámara, estractos de escenas valiosas que conllevan una realidad. En el principio de la pelicula, sale una linterna, un rostro ovalado con unas gafas y un voluminoso cabello rizado rubio confesando su más intimo secreto:


" Me llamo Paloma, tengo once años, vivo en la la calle Grenelle en un piso de ricos, mis padres son ricos, mi familia es rica y mi hermana y yo somos virtualmente ricas, pero a pesar de eso, a pesar de tanta suerte y tanta riqueza, hace mucho tiempo,que sé que el destino final, es la pecera. Un mundo donde los adultos chocan como moscas contra el mismo vidrio. Pero lo que es seguro, es que a esa pecera, yo no voy a ir, es una decisión madurada, cuando acabe el curso, el dia que cumpla doce años, el 16 de junio, dentro de 165 dias, me suicidaré."


Luego esta Reneé, la portera del edificio, una mujer austera, malhumorada y terriblemente solitaria, que tras esa apariencia de discordia, se esconde una mujer realmente admirable, inteligente y sabia. Tal como dice paloma: Reneé es como un erizo, por fuera está cubierta de pinchos, es una fortaleza, pero por dentro, es tan refinada, terriblemente solitaria y terriblemente elegante. Ambas almas son encontradas gracias Kakuro ozu, un japones que se traslada al edificio y en el cual ambas descubren el poder del encuentro, de la amistad y las intensas ganas de amar y sentir.


Pronto, Paloma y Reneé descubrirán la belleza de las pequeñas cosas, invocarán la magia de los placeres efímeros e inventarán un mundo mejor. Las voces de esas dos almas increiblemente inteligentes y llenas de optimismo se metieron de pronto en mi corazón, haciendome disfrutar con deleite las aventuras de dichos personajes, reí, lloré, las abrazé en un suspiro, y ambas cambiaron mi forma de ver la vida, de ser alguien mejor, de disfrutar mejor de las pequeñas cosas. Muriel Barbery tiene un talento extraordinario que deja sin palabras, sin aliento. Os recomiendo con todo mi corazón esta historia conmovedora. Me costó trabajo dejar el libro en la biblioteca, me enamoré de él, y debo admitir, que algo en mi se derrumbó cuando llegó la noche y ya no estaban Reneé y Paloma para contarme algo nuevo. Algún dia volveré a escucharlas, pues ese libro lo compraré pronto, porque, es una historia que no me importaria leer una y otra vez. Gracias Muriel, por haber escrito este libro, por haber echo existir unos personajes únicos y memorables, por haberlo echo posible. Gracias por haberme alegrado los dias, por hacerlos llevaderos y hacer saber lo que es la vida de diferentes puntos de vista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario